Trabajo en equipo

Antes de comenzar a hablar de este tema es necesario que se tenga un entendimiento básico de la complejidad del ser humano, y si bien podría pensarse que es irrelevante esto no puede estar más alejado de la verdad.

Se tiene que comprender que cada individuo tiene una historia, una formación, creencias personales y demás que definen su manera de interactuar con el entorno. Se sobre entiende entonces que no existe una fórmula infalible para que tu equipo de trabajo funcione por medio de delegar actividades o remuneración económica, si bien cualesquiera de estas acciones pueden ayudar a establecer un parámetro burdo de un curso de acción básico de acuerdo a la naturaleza humana generalizada, (el muy común “dar y recibir”) no se puede establecer como una lógica incuestionable.

Pilares fundamentales para el trabajo en equipo

De manera muy general se puede dividir el trabajo en equipo en tres pilares fundamentales que son:

  • Liderazgo
  • Cumplimiento de metas
  • Recompensa o logro

Liderazgo

¿Que no es liderazgo?

Un líder no es un jefe, es decir no es alguien que manda, ni domina, ni a alguien a quien no se tiene permitido cuestionar. Esta mentalidad crea una rotación de personal involuntaria enorme, y lamentablemente es muy común a lo largo de la historia, siempre que se daña psicológicamente o se provoca a los miembros de un equipo con actitudes completamente faltas de profesionalidad y de trato humano el proyecto y el cumplimiento de las metas de equipo  se va a ver afectado, dado a que es importante recordar que en su mayoría nadie quiere trabajar para alguien o en un entorno hostil y en los lugares donde se encuentran personas trabajando para jefes de este estilo son en su mayoría personas que se ven obligadas por algún tipo de necesidad. 

¿Que si es liderazgo?

Un líder es una persona que tiene un conocimiento al menos un poco más amplio del panorama y las metas a cumplir y cómo hacerlo, que está al nivel del resto de los miembros del equipo, que trabaja de manera equivalente e incluso más que los demás si es que se requiere, es una persona que inspira confianza y sabe que batallas librar para el cumplimiento de objetivos, además de saber muy bien cuando delegar el liderazgo a alguien más, porque ve  más por el proyecto y por el beneficio y satisfacción equivalente de todos los miembros del equipo que por sus propios intereses.

El cumplimiento de metas

Llegar a un objetivo único puede resultar absurdo y falto de objetividad, muchas veces plantearse una meta muy ambigua como “ganar dinero” o “ser el número uno” es estar prácticamente a la deriva. Este punto como muchas otras cosas en la vida se puede esclarecer subdividiendo objetivos y metas. Antes de lograr cualquier meta se deben tener algunas estrategias, después dar inicio y finalmente tomar acción. Para el cumplimiento de las metas todos los miembros de tu equipo deben tener un rol definido y saber cuál es el objetivo a lograr, el líder debe tener conocimiento de todo lo que se está realizando, saber delegar actividades, escuchar opiniones y otros puntos de vista para que el equipo labore como un todo.

Recompensa o logro

La recompensa tras el cumplimiento de la meta no es solo un beneficio monetario, o un reconocimiento, si no la reiteración de que el equipo funciona y que se va a contar con trabajar juntos en nuevas ocasiones para el cumplimiento de nuevas metas, para esto se debe estar consciente de los beneficios personales, aunque sea de manera superficial de cada miembro de tu equipo, el tener una idea de que esperan obtener y donde entra en juego una negociación en la cual se ofrece lo que es posible conforme a la meta obtenida, si bien quizá no se pueda satisfacer siempre las expectativas de todos los miembros del equipo, siempre se debe tener en claro que se está trabajando para lograrlas.

En resumen

El trabajo en equipo no consiste de ninguna manera en subyugar a nadie, más bien en una serie de acuerdos con un grupo de personas que se consideran igualmente capaces e importantes en sus habilidades y logro de objetivos al líder, aun siendo esa capacidad, importancia y logro de metas independiente en cada uno de sus roles en el equipo para trabajar juntos por un objetivo común.